¿Qué es la Psicoterapia Gestalt?

Cada vez se ha normalizado la promoción de la salud mental-emocional. Se ha combatido con el paso del tiempo la creencia de que sólo los “locos” necesitaban terapia, o tenían que ir con el psiquiatra. 

Hay que distinguir que la psiquiatría se encarga de diagnosticar y tratar las enfermedades mentales desde la bioquímica del cerebro, mientras que el trabajo del psicoterapeuta incide en el manejo de emociones. Es por esto qué muchas personas deberían acudir por lo menos una vez en su vida a terapia, pues se torna en un espacio donde se puede aprender a atender las emociones. 

Existen diversas corrientes psicológicas, y cada persona se va a sentir más cómoda con una que con otra. A continuación, te explicare un poco sobre lo que significa la corriente Gestalt

¿Qué es la psicoterapia Gestalt?

La terapia Gestalt es un tipo de terapia que pertenece a una corriente humanista, ya que una de sus virtudes es que permite desarrollar el potencial humano. A su vez, se enfoca más en el proceso que en el contenido, centrando la atención en el aquí y ahora, en lugar de centrarse en el pasado. A comparación de otras corrientes psicológicas que se focalizan en entender que es lo que te pasó en el pasado que te hace ser de alguna manera hoy en día, su objetivo es identificar de qué manera esa situación pasada sigue afectando en el presente, ya que el pasado es algo que siempre nos va a acompañar, pero se puede tener una relación más sana con este.   

Uno de sus conceptos clave es el “darse cuenta” (awareness), pues el individuo debe de aprender a prestar atención sobre lo que hace en su día a día, es decir, la forma en que sus acciones lo impactan a sí mismo y a su entorno, para qué con esto pueda ser consciente de lo que hace, y a su vez descubra nuevas formas de hacer las cosas que le permitan adaptarse y ajustarse a nuevas situaciones.

El terapeuta nunca te va a decir que hacer, te ayuda a darte cuenta de lo que haces, y acompaña en tu proceso de toma de decisiones, ya que el paciente es una persona independiente capaz de tomar sus propias elecciones, por lo que también debe de aprender a ser responsable de sí mismo.  

¿Cuál es su objetivo?

El paciente, al iniciar un proceso de terapia Gestalt, debe de establecer un objetivo claro que será la base con la cual se va a comenzar el trabajo de terapia a profundidad. Se busca ayudar al paciente con su problemática, haciéndolo consciente de cómo fue que llegó al punto en el que se encuentra y cómo aprender a hacer las cosas diferentes, con el fin que desarrolle la capacidad de contar con un abanico de opciones para accionar ante las circunstancias que se le enfrenten, en lugar de reaccionar únicamente con las que habitualmente lo hacía.

En este proceso de terapia se van a desarrollar diversas habilidades y herramientas, que además de ayudar en la problemática central de la terapia, favorecen en el crecimiento personal del individuo, la relación consigo mismo y con su entorno 

¿Cuánto tiempo dura?

Los procesos de terapia a profundidad no tienen un tiempo definido. Son sesiones semanales de 1 hora, que conforme avanza el tiempo se van espaciando a cada 15 dias;  cuando se encuentra uno en la fase final del proceso, las sesiones pueden ser una vez al mes como mero seguimiento, hasta llegar a la alta definitiva por acuerdo mutuo entre terapeuta-paciente. Habitualmente a los 3 meses de terapia el paciente comienza a sentir cambios significativos en su vida, y los procesos en promedio pueden ser de 6 meses a 1 año. En algunos casos se puede prolongar más, pero depende del mismo paciente, algunos factores que inciden a que se alargue el proceso son: es una problemática que le cuesta mucho trascender, si durante el proceso emergen otras problemáticas que desea trabajar o profundizar, o si quiere llevar un proceso gradual.

Estas son algunas preguntas que frecuentemente hacen respecto a la psicoterapia Gestalt. SI tienes mas dudas, te invitamos a que nos dejes un comentario para poder contestarlas en futuras publicaciones.  

Deja un comentario